China: Mercado de fletes de importación vs. pandemia


Los tarifarios de las navieras son semanales. Hay líneas que anunciaron la falta de espacio para cargar en septiembre y octubre.

A principios del año el mercado de fletes se vio revolucionado, la pandemia trajo cierre de fronteras, cancelación de vuelos de pasajeros, demanda desmedida y urgente de equipamientos médicos, tapabocas, medicamentos, etc. Hacia abril las compañías aéreas reconvirtieron sus aviones de pasajeros para poder responder a esta demanda y llevar carga. Así, las tarifas de importación desde China crecieron por tres y hasta por cuatro de su valor de mercado; también, para algunos productos como barbijos el pago del flete se exigía por adelantado.


Esta fiebre pandémica trajo como consecuencia el derrumbe de los fletes marítimos, un exceso de oferta y una demanda casi nula genero un nivel de tarifas cercano al que se registró en la pasada crisis de la burbuja financiera de 2008/2009. La situación se mantuvo hasta la segunda quincena del mes de julio cuando las urgencias ya no eran tales y la oferta de bodega en las aeronaves se fue equilibrando a una demanda que se retraía continuamente.


El comienzo de la llamada “temporada alta” y la proximidad del Golden week en China está generando dos fenómenos que se repiten año tras año y, que en este contexto de pandemia del COVID-19 se convierte en algo difícil de digerir. Los espacios disponibles desaparecen casi al instante en que son ofrecidos y esto trae el aumento de tarifas. Durante el mes de agosto, el valor de los fletes de importación desde puertos de China para el tráfico a la Costa Este de Sudamérica (ECSA) ha crecido a niveles exponenciales.


Para el tráfico de importación desde puertos de China hacia la Costa Este de Sudamérica, de acuerdo con el índice NCFI (National Financial Conditions Index), la tarifa del mercado de fletes marítimos reboto bruscamente; las compañías marítimas mantuvieron el control de capacidad de carga a gran escala. Con la recuperación de los mercados de destino las rutas de oferta y demanda mejoraron significativamente lo que lleva a que las tarifas de fletes se incrementen semana tras semana. Para finales de agosto los índices de fletes para las rutas de la Costa Este de Sudamérica han crecido un 310,1% desde mediados de Julio, Este mes, el Índice de Rutas del Este de América del Sur promedio 846 puntos, un aumento del 110,2% respecto al mes anterior; aunque un 30% inferior respecto del año pasado.


Está previsto que esta situación continúe hasta fines de octubre y tal vez se extienda hasta los primeros días del mes de noviembre y los motivos son los siguientes:


  • Las exportaciones chinas se han incrementado en forma constante.

  • Las importaciones han disminuido por causa de la pandemia del COVID.19.


Este aumento de exportaciones junto a la baja de las importaciones en China ha generado una caída de la disponibilidad de contenedores para satisfacer la demanda actual de las exportaciones de este país, El equilibro de la oferta y la demanda de contenedores se ha visto afectada impidiendo el fenómeno de reposición natural que es generado cuando las importaciones y las exportaciones se encuentran en equilibrio.


Por ello, si hubiera espacios suficientes en los barcos, la oferta de contenedores no estaría siendo suficiente para satisfacer la demanda actual.


Hoy ya no se habla de fletes pinchados sino de falta de espacios en los buques, escasa cantidad de equipos destinados a la exportación, “roleo” de reservas y tarifas en continuo ascenso.


Queda el último trimestre de este 2020. Un 2020 que amenazaba con liquidar economías, el año que termino con mucho de los paradigmas preestablecidos, el año que nos puso a prueba y que, hasta hoy, supimos superar.


Fletes en tiempos de pandemia: La perspectiva de AVO



Debido a la situación actual en el mundo, el comercio internacional se ha visto afectado en un comienzo a nivel aéreo, donde la oferta era inferior a la demanda debido al cierre de aeropuertos y la afectación de las aerolíneas, lo que derivó en altos costos para fletes aéreos.


A medida que fue avanzando el tiempo, las aerolíneas se fueron adaptando, trasladando la afectación a nivel marítimo, donde buques habían sido deshabilitados y sacados del mercado por motivos de COVID-19. Por lo que vajaban con contenedores vacíos hasta que todo se agilizo en agosto, cuando la temporada de exportaciones en China se activa nuevamente y se disparan los precios por una curva de la oferta y la demanda internacional, donde hasta hoy en día, los precios de los contenedores siguen aumentando pero la oferta de espacios en los buques es muy baja, así que se estima que los precios sigan aumentando. Desde diciembre del 2019, cuando se escuchaban rumores sobre el brote del nuevo coronavirus, finalizando la temporada de exportaciones en China, y comenzando casi el nuevo año 2020, fue entonces cuando China comenzó a tomar las medidas necesarias para combatir el COVID-19, quedando aislados en el transporte aéreo a nivel logístico desde mediados de enero del 2020.


Podemos dividir este acontecimiento en los 2 semestres del año 2020. El primer semestre, escazas empresas logísticas estaban capacitada para ofrecer un transporte aéreo, con tarifas extremadamente altas y tiempos de transito muy largos a causa de la pandemia, realizando escalas obligatorias, en países que ofrecían darle tratamiento a las cargas como Estados Unidos y Colombia.


Durante el segundo semestre del año, se comienza a normalizar la oferta de transporte de carga por las aerolíneas y a su vez por las empresas de logística, aún haciendo escalas y con tiempos de transito relativamente mas largos de lo normal, con tarifas normalizadas hasta cierto punto, pero se puede aprovechar el servicio.

A nivel marítimo, el primer semestre del año tuvo una disminución del transporte de carga, ya saliendo de una temporada de exportaciones previo abastecimiento de las empresas, este servicio iba funcionando con normalidad, aguantando los embates de la situación global.

Empresas como Maersk, aprovecharon para absorber navieras como Hamburg Sud, obteniendo más fuerza en el mercado, preparándose para lo que pasaría a futuro.


Los buques estaban siendo poco a poco afectados por el COVID-19, lo cual demostraba que debido a la poca oferta y alta demanda presentada durante en el segundo semestre del año, las tarifas aumentarían casi el doble de lo normal, donde un flete sobre un contenedor ronda los $6000 USD. Pero por si esto fuera poco, donde los buques fueron afectados, se dispone de menos capacidad para solventar el transporte de los demandantes del servicio. En conclusión, en la actualidad percibimos una normalización gradual del transporte aéreo pero un desequilibrio del transporte marítimo.



Autor: Eduardo Petetta

Artículo original en: https://www.cronista.com/


Perspectiva de AVO por Maiker Veneziano.

Edición: Karelia Díaz


anytime@avocommerce.com

Office 316, #7 Huasheng Rd. Xiamen City, Fujian. China

Follow us on
  • AVO Trading Company
  • Avocommerce
  • AVO Trading Company
  • AVO Trading Company