Causas de la guerra comercial entre China y EEUU


Cumbre del G-20 en Osaka

Una guerra comercial es cuando una nación impone tarifas o cuotas en las importaciones y los países extranjeros toman como represalia formas similares de proteccionismo comercial. A medida que escala, una guerra comercial reduce el comercio internacional.


Una guerra comercial comienza cuando una nación intenta proteger su industria nacional y crear empleos. A corto plazo puede funcionar. Se supone que las tarifas dan una ventaja competitiva a los productores nacionales de ese producto porque sus precios serían menores en comparación, y como resultado, recibirían más pedidos de clientes locales. A medida que sus empresas crezcan, agregarían empleos.


Pero a largo plazo, una guerra comercial puede costar trabajos dado que deprime el crecimiento económico de todos los países involucrados. También dispara la inflación cuando las tarifas incrementan los precios de la mercancía importada.


Importante: Smoot-Hawley Tariff (1930) fue una guerra comercial que empeoró la Gran Depresión, debido a que incrementó 900 tarifas en un promedio de 40% a 48%.

Smoot-Hawley fue diseñada como apoyo para los granjeros estadounidenses quienes estaban devastados por el Dust Bowl (tazón de polvo), pero terminó aumentando los precios de la comida para los americanos que ya estaban sufriendo con la Gran Depresión. Otros países respondieron con sus propias tarifas, y el resultado fue que esta guerra comercial redujo el comercio internacional en un 65%. Convirtió una recesión en una depresión y contribuyó al inicio de la Segunda Guerra Mundial.


El fenómeno de los años 1930 conocido como Dust Bowl fue uno de los peores desastres ecológicos del siglo XX. La sequía afectó a las llanuras y praderas que se extienden desde el golfo de México hasta Canadá.

Fuente: Wikipedia



La guerra comercial de Trump


El presidente Donald Trump quiere reducir el déficit comercial de USD $621 billones que posee EEUU, el cual ha sido el más elevado en el mundo desde 1975. Reducir el déficit es parte de la estrategia de Trump para crear más empleos.


La mayor parte del déficit de EEUU es el resultado del entusiasmo americano por productos de consumo y automóviles importados. En 2018, Estados Unidos importó USD $648 billones en drogas, televisores, ropa, y otros productos para el hogar, pero solamente importó USD $206 billones de estos productos. Esto añade USD $442 billones al déficit. EEUU importó USD $372 billones en automóviles y repuestos, mientras que solo exportó USD $159 billones, y esto añade otros USD $214 billones al déficit comercial.


Importante: A principios del 2018, Trump dijo: "Las guerras económicas son buenas y fáciles de ganar". Hasta ahora él ha iniciado tres, una tarifa global en acero, una tarifa en automóviles europeos y una tarifa en las importaciones de China.

Luego del anuncio de Trump, el mercado global tembló de miedo ante una guerra comercial entre las tres economías más grandes del mundo. Más tarde ese mismo año, varias compañías estadounidenses formaron la "Tariffs Hurt The Heartland", traducido como "Las tarifas lastiman a la patria", para dar a entender que estaban siendo heridos por el alza de los precios en los materiales importados.


Las reservas federales estimaron que las tarifas de Trump le están costando al estado americano un promedio de USD $1,245 al año. Lo que se traduce en precios más altos y un decaimiento en el crecimiento económico.


Los granjeros sufren las represalias en tarifas impuestas por China y Europa en sus exportaciones. En el cinturón agrícola de Illinois, Indiana y Wisconsin, las declaraciones de bancarrotas han aumentado a su máximo nivel en una década. En 2017, estos estados produjeron la mitad de la comida de EEUU. Nacionalmente, los ingresos agrícolas cayeron por USD $11.8 billones entre Enero y Marzo del 2019. Es lo más alto que se ha visto desde 2016.

El 23 de Mayo del 2019, Trump le dió a los granjeros USD $16 billones como ayuda para compensar parcialmente sus perdidas. Habiendoles dado ya USD $12 billones en 2018.


Otros países están creando acuerdos comerciales excluyendo a EEUU. En Abril del 2018, la Unión Europea actualizó su acuerdo con México, removiendo casi todas las tarifas. En Julio del 2018, la Unión Europea firmó un acuerdo con Japón que reduce o remueve las tarifas en casi todas las mercancías. Es el acuerdo comercial bilateral más grande que existe hasta la fecha, cubriendo USD $152 billones en bienes.



Tarifas del Acero


Las tarifas del acero afectan tanto a China como a los aliados comerciales de EEUU.

El 8 de Marzo del 2018, la administración de Trump anunció una tarifa del 25% en las importaciones de acero y una tarifa del 10% en las de alaluminio. Se dice que la dependencia de EEUU en metales importados amenlaza su habilidad para la creación de armas. El consejo de la industria aeroespacial dijo que las tarifas de Trump subirán el costo militar.


El congreso de EEUU es el único cuerpo autorizado para imponer las tarifas. Pero en 1962, permitió al presidente frenar las importaciones que amenazaran la seguridad Nacional. La organización del comercio internacional no puede adjudicar disputas comerciales que involucren la seguridad.


América es el importador de acero más grande del mundo, gracias a usuarios como los fabricantes de automóviles. Los importadores de acero emplean 6.5 millones de trabajadores en comparación a los 147.000 trabajadores de los Estados Unidos que trabajan en la industria del acero. Las tarifas bajaron las ganancias de las tres fabricadoras de automóviles más grandes, y para satisfacer a los accionistas, pasaron estos costos a los clientes. Los costos de las tarifas han sobrepasado cualquier beneficio del plan de impuestos de Trump.


Ocho países expresaron quejas con la Organización Mundial del Comercio, seis de ellos (Canadá, India, México, la Unión Europea, Noruega y Suiza) señalaron que eran aliados, y los otros dos países eran China y Rusia.


El 26 de Marzo del 2018, Trump eximió a Corea del Sur, Argentina, Australia y Brasil de la tarifa de acero. Corea del Sur accedió a doblar su cuota de importaciones de automóviles estadounidenses. Esto le permitió a EEUU mantener el 25% de su tarifa en camiones por otros 20 años.


Luego del 11 de Junio del 2018, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo que Canadá tomaría represalias con tarifas. México anunció tarifas en acero, lámparas y productos derivados del puerco.


El 17 de Mayo del 2019, Trump accedió a levantar las tarifas en las importaciones de acero para Canadá y México por 48 horas. A cambio, ambos países prevendrán que el acero Chino sea enviado desde sus países a Estados Unidos.



Tarifas contra México


El 4 de Junio del 2019, Trump amenazó con imponer una tarifa del 5% a todas las importaciones de México, efectiva a partir del 10 de Junio. Trump quería que el gobierno redujera el número de personas en busca de asilo en la frontera EEUU-México. Prometió elevar las tarifas al 25% si era necesario para que México tomara cartas en el asunto.


La tarifa sería una violación directa de NAFTA. Trump dijo que podía pasar sobre el acuerdo comercial declarando una emergencia nacional. Los republicanos, quienes hasta ahora han apoyado al presidente, amenazan con oponerse a esta última acción.



Línea de tiempo de los eventos más importantes de la guerra comercial


Por mucho, el mayor déficit comercial de Estados Unidos por país es con China. En 2018, el déficit comercial de Estados Unidos con China fue de $ 419 mil millones. Los Estados Unidos importaron $540 mil millones, principalmente en computadoras, teléfonos celulares y prendas de vestir. Gran parte de esto es fabricado en China por empresas estadounidenses, pero aún se considera importación. Las compañías estadounidenses exportaron $120 mil millones a China. La mayor parte de esto eran aviones comerciales, frijoles de soja y autos.


Además de reducir el déficit comercial, Trump quiere limitar las transferencias de tecnología estadounidense a empresas Chinas. China requiere que las empresas extranjeras que quieren vender productos en China compartan sus secretos comerciales. El gobierno también solicitó a China que deje de subsidiar las 10 industrias priorizadas en su plan "Hecho en China 2025", estos incluyen robótica, aeroespacial y software. China también planea ser el principal centro de inteligencia artificial del mundo para 2030, por lo que es poco probable que China esté de acuerdo con esas demandas.


La administración de Trump ha impuesto tres aranceles, por un total de $250 mil millones en importaciones Chinas. La Reserva Federal estimó que estas tarifas les cuestan un promedio $419 por año.


El 20 de Mayo de 2019, Trump impuso una cuarta tarifa. Aumentó los aranceles al 25% sobre $200 mil millones en bienes. La Reserva Federal estimó que costaría un promedio de $831 por año. Trump está aumentando la presión sobre las negociaciones comerciales que están en curso.


Importante: Trump mencionó que puede ampliar ese arancel a $ 25 mil millones adicionales de importaciones Chinas. Eso elevaría los precios básicamente en todas las importaciones Chinas.

China impondrá un arancel del 25% a $ 60 mil millones en productos estadounidenses el 1 de Junio de 2019. A algunos inversores también les preocupa que China pueda vender parte de sus $1.13 billones en deuda de Estados Unidos. Eso resultaría en tasas de interés más altas y desaceleraría la economía de los Estados Unidos.


Aquí están los eventos más importantes en la línea de tiempo:


  • El 22 de Enero de 2018, el presidente Trump impuso aranceles y cuotas a los paneles solares y lavadoras importadas de China. Cabe destacar que China es líder mundial en la fabricación de equipos solares.

  • El 8 de Marzo de 2018, Trump le pidió a China que desarrollara un plan para reducir el déficit comercial en $100 mil millones. El plan de reforma económica de China incluye reducir su dependencia de las exportaciones. Pero dijo que no puede impedir que los estadounidenses demanden productos Chinos de bajo costo.

  • El 22 de Marzo de 2018, la administración anunció aranceles sobre $60 mil millones de importaciones Chinas. Dijo que China utiliza el robo cibernético, el espionaje y la presión del gobierno para obtener tecnología de vanguardia. El 23 de Marzo, China anunció aranceles sobre $3 mil millones en fruta, cerdo, aluminio reciclado y tubos de acero de EEUU.

  • El 26 de Marzo de 2018, la administración inició negociaciones con China. Pidió a China que reduzca los aranceles a los automóviles estadounidenses, importe más semiconductores estadounidenses y otorgue un mayor acceso a su sector financiero.

  • El 3 de Abril de 2018, la administración amenazó con un arancel del 25% sobre $50 mil millones en electrónicos, aeroespacial y maquinaria. Horas más tarde, China anunció aranceles del 25% sobre 106 exportaciones de Estados Unidos. El 18 de Abril, China penalizó a otras dos exportaciones estadounidenses: los aviones Sorghum y Boeing, dirigiéndose a industrias ubicadas en estados que apoyaron a Trump en las elecciones de 2016. Levantaron las tarifas del Sorghum el 18 de Mayo.

  • El 5 de Abril de 2018, Trump amenazó con aranceles sobre $100 mil millones más de las importaciones Chinas. Cubriría solo un tercio de las importaciones de Estados Unidos desde China. Si China toma represalias, impondría impuestos sobre todas las exportaciones estadounidenses a China.

  • El 10 de Abril de 2018, China anunció que reduciría los aranceles a los vehículos importados. Pero la mayoría de los fabricantes de automóviles consideran que es más barato construir en China, independientemente de las tarifas.

  • El 2 de Mayo de 2018, China canceló todos los contratos de importación de soya en los Estados Unidos. China importó $12 mil millones en frijoles de soya de los Estados Unidos para alimento de cerdos, su principal producto alimenticio. Reemplazó a los frijoles estadounidenses con los de Brasil. Los agricultores estadounidenses vendieron la mitad de su cosecha a China. A medida que ese mercado desaparecía, afectaba más a Estados Unidos más que a China. En Julio de 2018, los precios de la soja alcanzaron una baja mínima a 10 años, como consecuencia de la sobreoferta que predijeron los analistas.

  • El 4 de Mayo de 2018, el gobierno le solicitó a China que reduzca el déficit comercial en $200 mil millones y reduzca los aranceles a los productos estadounidenses para 2020. Pidió a China que ponga fin a los subsidios a las empresas tecnológicas, deje de robar la propiedad intelectual de los Estados Unidos y se abra a más inversiones estadounidenses.

  • El 15 de Mayo de 2018, China acordó permitir que Qualcomm adquiera NXP. A cambio, Estados Unidos eliminaría las tarifas de la empresa China de telecomunicaciones ZTE.


Nota: Este acuerdo apoya la filosofía mercantilista. Promueve industrias específicas que son importantes para los propósitos políticos de los líderes.

  • La industria de las telecomunicaciones es parte de la estrategia de crecimiento de China, que es una de las razones por las que Trump impuso las tarifas. La otra es que la compañía violó las sanciones estadounidenses contra Irán y Corea del Norte.

  • El 12 de Junio, el Senado bloqueó el trato de Trump. Muchos países consideran que la eliminación de aranceles de Trump en ZTE es una debilidad que podrían explotar. Redoblarán los esfuerzos para encontrar excepciones a las tarifas de Trump. Muchos países europeos quieren evitar las sanciones estadounidenses contra Irán. Pueden amenazar con más tarifas sobre las importaciones de los Estados Unidos como una herramienta de negociación.

  • El 21 de Mayo de 2018, China acordó reducir las tarifas sobre las importaciones de automóviles en Estados Unidos del 25% al 15%. Entraría en vigor el 1 de Julio.

  • El 29 de Mayo de 2018, el gobierno dijo que apuntaría a $50 mil millones en importaciones desde China. También restringiría la adquisición China de tecnología estadounidense.

  • El 6 de Julio de 2018, los aranceles estadounidenses entraron en vigencia por $34 mil millones de importaciones. China tomó represalias con un arancel del 40% en los autos estadounidenses. Tesla anunció que construirá una fábrica en Shanghai para evitar la tarifa. China también anunció aranceles a las exportaciones agrícolas de Estados Unidos.


Nota: Los agricultores del Medio Oeste se han quedado estancados con exceso de productos y ganado. El 24 de Julio de 2018, Trump anunció que ofrecería $12 mil millones en subsidios a los agricultores estadounidenses. El 27 de Agosto, la administración anunció un adicional de $4.7 mil millones. Solo los productores de maíz dijeron que sus costos superan los $6 mil millones.

  • El 11 de Julio de 2018, la administración anunció tarifas del 10% sobre otros $200 mil millones de importaciones Chinas. Entraron en vigencia a mediados de Septiembre de 2018, semanas antes de las elecciones intermedias de 2018. Los Estados Unidos también amenazaron con tarifas del 25% después del 1 de Enero de 2019, en una variedad de bienes de consumo, incluidos pescado, equipaje, neumáticos, bolsos, muebles, ropa y colchones.

  • China amenazó con tomar represalias agregando tarifas de $60 mil millones en exportaciones de Estados Unidos. En respuesta, Trump amenazó con agregar tarifas que afecten hasta los $ 500 mil millones de importaciones Chinas. Eso podría haber reducido el crecimiento económico en 0.75 puntos en 2018. También podría haber amenazado las exportaciones de petróleo de esquisto de EE. UU. China compra el 20% de las exportaciones de petróleo de Estados Unidos.

  • El 2 de Agosto de 2018, la administración anunció una tarifa del 25% para productos Chinos por un valor de $16 mil millones. Entró en vigencia el 23 de Agosto, se aplica a equipos industriales como tractores, tubos de plástico y productos químicos. En respuesta, China anunció otra tarifa del 25% sobre el valor de $16 mil millones en bienes de Estados Unidos, incluidos automóviles y carbón. Entró en vigencia el mismo día.

  • El 18 de Septiembre de 2018, la administración anunció tarifas sobre $200 mil millones de importaciones Chinas. Se lanzaría una tarifa del 10% el 24 de Septiembre de 2018, y se incrementaría a 25% el 1 de enero de 2019. Los aranceles se impusieron a 5,745 artículos. Abarcaban una amplia gama de productos electrónicos, alimentos, herramientas y artículos para el hogar.

  • El 1 de Diciembre de 2018, el presidente Trump se reunió con el presidente de China, Xi Jinping, en la Conferencia del G-20. Trump acordó retrasar el aumento arancelario del 25% desde el 1 de Enero de 2019 hasta el 1 de Marzo de 2019. Los negociadores planearon cubrir 142 asuntos, estos incluían la protección de la propiedad intelectual, la tecnología y la ciberseguridad, así como la moneda, la agricultura y la energía.

  • El 11 de Diciembre, varias agencias federales dijeron que condenarán a China por robar secretos y tecnologías comerciales de los Estados Unidos. El Departamento de Justicia acusaría a los hackers que irrumpieron en las redes de Estados Unidos. Más tarde, ese mismo día, China acordó reducir algunas de las tarifas automotrices aumentadas anteriormente. También acordó restablecer algunas compras de importaciones de soja y permitir que las empresas estadounidenses tengan mayor acceso a las industrias Chinas.

  • El 18 de Enero de 2019, China acordó aumentar sus compras de exportaciones estadounidenses y reducir el déficit comercial.

  • El 27 de Febrero de 2019, la administración se retractó de su amenaza de imponer la tarifa del 25%. Originalmente, estaba programada para comenzar el 1 de Enero, pero luego se trasladó al 1 de Marzo y luego se eliminó.


Causas de la guerra comercial con China



Los políticos estadounidenses han amenazado durante mucho tiempo con una guerra comercial con el mayor socio comercial de bienes de Estados Unidos. Un déficit comercial se produce cuando las exportaciones son menores que las importaciones.


En 2017, los Estados Unidos exportaron $130 mil millones a China. Las tres categorías de exportación más grandes fueron aviones con un costo de $16 mil millones; soja con $ 12 mil millones; y automóviles con $11 mil millones. Las importaciones de Estados Unidos desde China fueron de $506 mil millones. La mayor parte es electrónica, ropa y maquinaria.


Importante: La mitad de todas las importaciones Chinas son bienes utilizados por los fabricantes estadounidenses para hacer otros productos. Envían materias primas a China para su montaje a bajo costo, pero una vez enviados los bienes ensamblados o procesados a los Estados Unidos, se consideran importaciones. Las tarifas elevan sus costos, obligando a los importadores a aumentar los precios o despedir a los trabajadores.

Un ejemplo es el salmón capturado en Alaska y enviado a China para su procesamiento, y luego enviado de vuelta a las tiendas de comestibles de EEUU. Si Trump impone aranceles a las importaciones de mariscos, aumentará los precios de 25 centavos a 50 centavos por libra.


China es el exportador número 1 del mundo. Su ventaja comparativa es que puede producir bienes de consumo a costos más bajos que otros países. China tiene un nivel de vida menos costoso, lo que permite a sus empresas pagar salarios más bajos. Las compañías estadounidenses no pueden competir con los bajos costos de China, por lo que Estados Unidos pierde empleos de manufacturación. Los estadounidenses, por supuesto, quieren estos productos a los precios más bajos. La mayoría no está dispuesta a pagar más por un "Made in America".



Guerra comercial con la Unión Europea (UE)


  • El 7 de Marzo de 2018, la UE amenazó con tarifas del 25% para las exportaciones de los EEUU, como los arándanos, las motocicletas Harley Davidson, los pantalones tejanos y el bourbon, por lo que Trump retrasó la tarifa de acero hasta el 1 de Mayo de 2018.


Nota: El 21 de Abril de 2018, la UE mejoró su acuerdo comercial con México. Una vez firmado, eliminaría los aranceles de casi todo el comercio entre las dos áreas.

  • El 1 de Mayo de 2018, Trump anunció que retrasaría la tarifa del acero contra la UE hasta el 1 de Junio de 2018. Quería que el aliado de los Estados Unidos redujera su tarifa del 10% en los autos estadounidenses, también pidió a la UE que estableciera cuotas para sus exportaciones de acero.

  • Pero el 31 de Mayo de 2018, Trump revocó el retraso. Impuso el arancel a Canadá, México y la UE. La Asociación de Aluminio de los Estados Unidos dijo que la medida interrumpirá "las cadenas de suministro en más del 97% de los empleos de la industria de aluminio en los Estados Unidos".

  • El 21 de Junio, Alemania propuso poner fin al impuesto del 10% de la UE sobre las importaciones de automóviles en los EEUU, si Trump se olvidaba del impuesto del 25% a las importaciones de automóviles de Europa. Ya existe un arancel de Estados Unidos del 25% para camiones ligeros.

  • El 22 de Junio, la UE tomó represalias contra los aranceles de acero con tarifas sobre los $3,2 mil millones de productos estadounidenses. Se enfocó en las importaciones que impactarían la base política de Trump. Ejemplos de estas importaciones gravables son el bourbon, las motocicletas y el jugo de naranja.

  • El 17 de Julio de 2018, la UE firmó un acuerdo comercial con Japón. Reduciendo o terminando las tarifas en casi todos los bienes. Es el mayor acuerdo comercial bilateral, que cubre $152 mil millones en bienes. Entrará en vigor en 2019 después de la ratificación.

  • El 25 de Julio de 2018, la UE y los Estados Unidos acordaron suspender cualquier nueva tarifa, volver a evaluar las tarifas de acero y aluminio, y trabajar para obtener tarifas cero en productos no automotrices industriales. La UE acordó importar más gas natural licuado de EEUU, y soja. Eso reduciría su dependencia del gas natural licuado Ruso y ayudaría a los agricultores estadounidenses que han perdido el mercado Chino debido a la guerra comercial. Pero el precio del gas natural licuado de Rusia es mucho más bajo que el de Estados Unidos, por lo que es poco probable que se realicen grandes cambios allí.

  • El 15 de Abril de 2019, el gobierno de Trump anunció que impondrá aranceles a $11 mil millones en importaciones europeas. Quiere forzar a la UE a terminar con los subsidios para los fabricantes de aviones Airbus. Las tarifas podrían elevar los precios de los quesos, bicicletas y cuchillos de cocina importados.


¿Cómo te afecta esto?


La guerra comercial ha elevado los precios de los bienes de consumo que utilizan acero y aluminio. Los proveedores de refrescos y cerveza fueron los primeros en subir los precios. Los costos han aumentado en los colgadores de ropa importados, los materiales de equipo pesado y los fabricantes de herramientas y chips de computadoras.


La Alianza de Fabricantes de Automóviles advirtió que el acero producido en los Estados Unidos costará más una vez que se eliminen las importaciones extranjeras baratas. La medida está "amenazando la competitividad global de la industria y elevando los costos de los vehículos para nuestros clientes".


Por ejemplo, Mid-Continent Nail en Missouri anunció despidos porque los precios del acero se volvieron demasiado altos para que siguieran siendo rentables. Harley-Davidson anunció que movería parte de la producción al extranjero para evitar represalias arancelarias de la UE.


La industria de la langosta de Maine sufrirá impuestos como represalia de China por los productos pesqueros de Estados Unidos. Los fabricantes de queso de California ya están viendo desaparecer sus mercados en China y México debido a estas tarifas. Los fabricantes de autopartes de Wisconsin y la industria del bourbon de EEUU son otras industrias que están siendo castigadas. Los aranceles también han disminuido las exportaciones estadounidenses de madera y granos, según The Wall Street Journal.


En Octubre de 2018, varias compañías pronosticaron cuánto afectarán los costos relacionados con las tarifas en 2019:


  • United Technologies: $ 200 mil millones.

  • 3M: $ 100 millones.

  • Honeywell: "cientos de millones".

  • Ford: $ 1 mil millones.


Los aranceles extranjeros sobre las exportaciones estadounidenses subiran los precios, por lo que los exportadores estadounidenses pueden tener que reducir costos y despedir a los trabajadores para seguir teniendo precios competitivos. Si fallan, deberán reducir los costos aún más o incluso cerrar el negocio.


A largo plazo, las guerras comerciales frenan el crecimiento económico, crean más despidos, no menos, por las represalia de los países extranjeros. Los 12 millones de trabajadores estadounidenses cuyos trabajos dependen de las exportaciones podrían ser despedidos.


Importante: El Oxford Economics predijo que la guerra comercial podría costar a la economía mundial unos $800 mil millones de dólares en una reducción del comercio.

Eso podría ralentizar el crecimiento en un 0,4 por ciento, esto está ocurriendo al mismo tiempo que los precios del petróleo y las tasas de interés están aumentando.


Con el tiempo, las guerras comerciales debilitan la industria nacional protegida, porque sin competencia extranjera, las empresas dentro de la industria no necesitan innovar. Eventualmente, el producto local disminuiría en calidad en comparación con los productos fabricados en el extranjero.



Tocando fondo



Una guerra comercial puede mejorar el déficit comercial de una nación a corto plazo, pero podría costar a las naciones en conflicto su crecimiento económico a largo plazo. Los Estados Unidos está actualmente comprometido en una guerra comercial con China, la UE, México y Canadá. Debido a esto, los países afectados han firmado nuevos acuerdos comerciales con otros países y han dejado a Estados Unidos fuera del circuito.


Los intentos del presidente Trump por el proteccionismo comercial ya han perjudicado a la economía de los Estados Unidos. Subieron los precios de los automóviles, chips de computadora, refrescos y cerveza, y equipo pesado. Las empresas han reducido sus empleos porque el costo de producción con materiales locales es prohibitivo. Los exportadores estadounidenses de productos agrícolas, bourbon, queso y autopartes están sufriendo a medida que los mercados extranjeros desaparecen por las represalias en impuestos. Trump debe resolver la guerra comercial antes de que cause graves daños a la economía de los Estados Unidos.



Traducción y Edición: Karelia Díaz

Contacto: kareliadz@gmail.com

Fuente: www.thebalance.com

anytime@avocommerce.com

Office 316, #7 Huasheng Rd. Xiamen City, Fujian. China

Follow us on
  • AVO Trading Company
  • Avocommerce
  • AVO Trading Company
  • AVO Trading Company