Hecho en China: La mayoría de lo que pagas es para los trabajadores de EEUU

Updated: Oct 9, 2019



Según el nuevo análisis publicado por la Reserva Federal del Banco de San Francisco, alrededor del 56% de lo que pagas por algo "Hecho en China" se destina a trabajadores y empresas estadounidenses.


Las reglas son complicadas, pero "Hecho en China" indica aproximadamente que un bien fue ensamblado en una fábrica China. Sus partes, diseño, comercialización y distribución pueden haber venido de cualquier lugar, y ese "cualquier lugar" suele ser Estados Unidos.


China es el mayor socio comercial de los Estados Unidos. Las empresas importan productos de China en parte porque su menor costo permite mayores márgenes de ganancia en las ventas al detal. Eso significa que más de lo que los consumidores gastan va a esas compañías e indirectamente, a sus trabajadores.


Los bienes y servicios importados constituyen una proporción menor del mercado de consumo de los EEUU de lo que se podría pensar. Los investigadores de la Federación de San Francisco, Galina Hale, Fernanda Nechio y Doris Wilson, junto con el economista de la Universidad Estatal de Arizona, Bart Hobijn, encontraron que solo USD $10.70 de cada USD $100 que gastamos va al extranjero. Ese número no ha cambiado en 15 años. (El año más reciente para sus datos de comercio y gasto fue 2017).


¿A dónde va el dinero realmente?


Cuando compras algo "Hecho en" cada país ¿A dónde se va el dinero que gastamos?

Rojo: Se queda en EEUU, Azul: Va al extranjero.

Fuente: Reserva Federal del Banco de San Francisco

Mientras tanto, muchos productos que consideramos "Hecho en los EEUU" usan componentes extranjeros. A nivel nacional, los consumidores estadounidenses gastan casi tanto en componentes de productos fabricados en el extranjero como en productos terminados fabricados en otros lugares.


Los socios internacionales siguen siendo clave para las cadenas de suministro de muchas empresas de EEUU. Alrededor del 23,3% del gasto en bienes durables, como tumbonas, tabletas electrónicas y camiones pick-up van al extranjero.


La cifra general de contenido extranjero es más pequeña que la de los productos manufacturados con los que puedes estar familiarizado. Esto mide la propagación completa del gasto del consumidor, y los consumidores de EEUU gastan más de dos tercios de su presupuesto en servicios como cuidados de mascotas, alquiler de vivienda y consejos de inversión. Solo el 6.2% de dichos gastos terminan en el extranjero.


En general, los Estados Unidos importa alrededor del 11% de sus bienes. Ese número se ha mantenido estable durante una década y media a pesar del aumento comercial de China. El informe dice que la creciente participación de China en la producción de bienes estadounidenses es a expensas de Japón, no de los productores de EEUU.


Debido a que los economistas se concentraron en los consumidores, no incluyeron los efectos del gasto del gobierno o del negocio, como las importaciones de equipos de fábrica.


Un trabajador de Shenzhen, en la provincia de Guangdong en el sur de China, Septiembre. (Wang Zhao / AFP / Getty Images)

¿Qué factores construyen el valor en los EEUU?


  • Costos minoristas y marcado: A los minoristas les gustan los productos de China porque a menudo pueden marcarse. Eso ayuda al minorista a pagarle a los trabajadores locales, bienes raíces, seguros y servicios públicos.

  • Costos minoristas y recargos: A los minoristas les gustan los productos de China porque a menudo se pueden hacer recargos. Eso ayuda al minorista a pagarle a los trabajadores locales, bienes raíces, seguros y servicios públicos.

  • Diseño: Apple sella sus productos como "Diseñados por Apple en California, ensamblados en China". La frase es inusual. El flujo de trabajo no lo es. Los trabajos bien remunerados de diseño, investigación y desarrollo requeridos para el iPhone y otros bienes de consumo a menudo se encuentran en ciudades como Cupertino, California.

  • Fabricación: Las fábricas estadounidenses son más productivas que nunca, y parte de su producción se envía a lugares como China, en donde se ensamblan los productos "Hechos en China". Estos bienes de "ida y vuelta" no se incluyeron en los cálculos de los economistas. Como resultado, sus cifras pueden subestimar cuánto dinero queda en los Estados Unidos. A menudo escuchamos que los empleos en fábricas en los Estados Unidos han desaparecido, y lo han hecho, al menos a largo plazo. Pero gracias a la automatización y otros avances tecnológicos, las fábricas producen más bienes con menos trabajadores.

  • Marketing: Las empresas extranjeras y nacionales que buscan vender en los Estados Unidos a menudo pagan a las empresas estadounidenses de medios y tecnología por el espacio publicitario. También pueden pagar a los vendedores estadounidenses para crear estrategias para el mercado local.

  • Distribución y logística: Al igual que con el marketing, es difícil entregar un producto a un minorista de EEUU sin pagar la entrega local en algún momento del proceso, ya sea directa o indirectamente.


Traducción y edición: Karelia Díaz

Contacto: kareliadz@gmail.com

Fuente: www.washingtonpost.com

anytime@avocommerce.com

Office 316, #7 Huasheng Rd. Xiamen City, Fujian. China

Follow us on
  • AVO Trading Company
  • Avocommerce
  • AVO Trading Company
  • AVO Trading Company